Rosa y Julián: el desenlace

Pequeño resumen:
Rosa y Julián tienen, ambos, 33 años cuando atraviesan una crisis que les conduce a la separación. Atesoran 3 hijos y 17 años de vida común. Crecieron con carencias afectivas y necesidades de reconocimiento. El deseo mutuo de reparar una infancia machacada los alejó. Rosa tenia demasiadas expectativas con respecto a su pareja y ello provoco fatalmente frustraciones y decepciones. La co-dependencia se termina cuando Julián consigue con éxito su titulación de fisioterapeuta. Se percata entonces que no es libre en su relación. El vinculo se desestabiliza. La pareja se agota. A lo largo de sus estudios, de una simple amistad, Julián vuelca hacia una infidelidad. No pudiendo asumir esta situación,  decide separarse.

La decisión irreversible de romper su relación con Rosa cae como un mazazo. Julián rechaza toda comunicación y esconde la cabeza frente al problema. Recoge unos cuantos objetos personales y regresa a casa de sus padres que lo acogen brazos abiertos. Estos últimos cortan todo contacto con Rosa que se siente traicionada. Su marido empieza una nueva relación, Jessica, pálida fotocopia de su esposa. Es consciente de ello.

A pesar de todas las atenciones que le aporta su nueva compañera, Julián no es feliz. Se siente deprimido. Entre los brazos de Morfea, no obra la Magia. Juntos, durante todo el año han preparado sus exámenes. Consideraba Jessica como una amiga y se confiaba. Se sentía entendido y escuchado. Le comentaba su saturación convivencial con su esposa, los sempiternos reproches que le hacía y los pesados fines de semana a soportar. Jessica lo consolaba pero criticaba severamente Rosa a la gran sorpresa e irritación de Julián. Abre su gabinete de fisioterapeuta con unos socios. Sus padres le ayudan económicamente y a pesar de su bello éxito profesional, no puede sacarse de la cabeza a su mujercita. Se interroga y vacila pero decide al final verla de nuevo. Todo era un pretexto para hablarle. No soporta saberla infeliz. Cada encuentro desvela emociones. Sus piernas tiemblan, busca sus palabras, su corazón late como un tambor. Pero frente a ella se muestra frío y huye. El miedo de volver de nuevo a una relación asfixiante lo conduce a protegerse.

Su amor ardiente para su dulce Rosa debe ser olvidado... Grave error.

Julián multiplica las conquistas y corta con Jessica.

Como lo hemos todos experimentado, amigos, evidentemente, muy bien intencionados, vienen a susurrar a los oídos de Rosa las hazañas amorosas de su "ex". Le anuncian que colecciona conquistas. Le dicen que parece ser súper feliz en cada fiesta que organiza. Rosa esta hundida. Le aconsejan también vengarse. Todo esto hace el efecto de un bomba.


El propósito de la venganza no es de aliviarnos sino infligir sufrimiento al otro. No nos apacigua, nos disminuye y nos agobia. No puede ayudarnos a recuperar una Felicidad perdida.


En unos de esos malditos días, Rosa se cruza con Julian y Jessica, mano en la mano. El, ha radicalmente cambiado.
Esta chocada, dolida y tremendamente entristecida. No es el hombre a quien ha amado. Sin perder ánimos, decide verlo y reforzar un nuevo vinculo. Quiere tener una explicación con él. Se impone en casa de los padres de Julián pero éste ultimo no quiere dialogar. Su sentimiento de culpabilidad lo lleva al bloqueo emocional. No puede mirarla en los ojos. Se traga su dolor y deprime en silencio. Añora cruelmente a sus hijos, su casa y el ambiente familiar. Julián rompe de nuevo con Jessica pero ella se niega a perder a su amante y se agarra. Lo acosa, amenaza, ofende y lo culpabiliza. Sacudido, Julián acepta reconciliarse. Se siente avergonzado de hacer sufrir  las dos mujeres. Piensa merecer castigo pero su voluntad de no seguir repitiendo el mismo lazo emocional lo empuja a expresar el menor desacuerdo.
Surgen, discusiones violentas, agresiones verbales, insultos y separaciones a las cuales Julián nunca estuvo familiarizado. Se resigna al creerse responsable de la situación.
 

Bajo los consejos de una amiga Rosa consulta a una psicóloga. Los intercambios van a esclarecer la relación que existe entre su historia matrimonial y su infancia. Rosa gravo, en su disco duro interno, un esquema afectivo contaminado por un ambiente familiar tóxico.


Cuando un sufrimiento no esta por completo comprendido, queda un ápice que late en nosotros, busca ser satisfecho y el pasado envenena y destruye todos los instantes presentes. Para vivir Feliz, es imprescindible Romper con el Pasado y vivir Plenamente en el Aquí y ahora. No dejes tu mente consumir tu vida.

 

No puedo vivir sin ti...

Descubre que ama de manera excesiva con una dependencia afectiva fuerte para compensar carencias afectivas. Esta revelación provoca un choque. Se da cuenta de su falta de tolerancia y de sus exigencias.


1+1=3 en el Amor, somos siempre 3, Yo, Tú y Nosotros. Esta triangular debe ser equilibrada con el fin de que la relación pueda desarrollarse con el tiempo.

 

Rosa comprende que la necesidad obsesiva de ser apoyada y de colmar su vacío afectivo contaminó su relación.


La obsesión genera un estado de sufrimiento y de ansiedad, crónico, a los cuales se agregan a la vez el deseo y el rechazo, la insatisfacción y el cansancio. Como una droga, crea adicción. No es Amor.


Rosa quería restaurar su imagen de mujer dañada cambiando la forma de ser de su marido. No lo aceptaba tal como era. No tenia consciencia del perjuicio que provocaba. Julián se sentía disminuido e impotente frente a la carencia afectiva de su esposa y pensaba que jamás podría cubrirla. Ella quería reforzar su autoestima a través de él y por rebote recuperar el reconocimiento de su padre.
Idealizaba una vida con un hombre que ocupase una posición profesional elevada. Su padre podría entonces considerarla. Pensaba no valer nada ni ser alguien.
Para ser feliz, deberá liberarse de lo que opinen los demás, ganar confianza en ella misma, afirmar ser una mujer formidable y cuidadosa regalando toda su atención a los que ama.


Poco importa lo que digan de nosotros mientras actuamos con Bondad, Belleza y Generosidad. La Bondad es la mas noble virtud que lo da Todo sin ningunas expectativas. La Belleza es el Arte de prodigar Cuidados y Atenciones con intensidad. La Generosidad es una forma de Honrar y de Amar la Vida repartiendo lo que nos da.


Rosa decide cuidarse y adquirir su independencia. Deja de comunicar con Julián. Decide desarrollar su propia autonomía cultivando su jardín interior.

La reconexion con ella misma la conduce en el camina de su Vida. Le permite abrazar sus miedos y dudas: El Miedo a no llegar, sola con sus hijos, el miedo de ser condenada a la soledad sin Amor, el miedo de ser desafortunada.
Cuando el miedo nos acompaña, la única opción que nos queda es cuidarlo, y aceptarlo para unirse con el.

 

Para que las ideas acaben se necesita mucho Amor. El Amor no piensa, actúa. El pensamiento es el producto del pasado que existe sólo mediante palabras, imágenes y vivencias. Lo que provoca miedo es la anticipación, " lo que podría llegar " según mis conocimientos de esta situación, mis creencias pero no la situación en ella misma.

 

La escritura como herramienta terapéutica


Rosa compra un cuaderno, amigo fiel. A cada depósito de quejas que escribe debe añadir una situación positiva que vivió en su día. Debe, tanto como pueda, acabar siempre por una nota optimista. Escribe sus iras, sus angustias, su amor perdido y sus éxitos. Como lo haría un detective, va a examinarse en sus menores reacciones y anotar lo que siente. Rosa va a recobrar confianza en la Vida entrando en acción.
 

Los errores son oportunidades para mejorarnos

Hubo algunos resbalones, necesarios para mejorar el conocimiento, alcanzar sus propósitos y sanar. A veces, recuperaba viejas conductas del pasado, contestando a una impulsividad y se ponía en contacto con Julián mandándole mensajes.

Ambos, podían, como en ocasiones anteriores, quedarse horas riñendo reproches y culpas de sus dificultades a ser uno mismo.

Todas esos errores ofrecen a Rosa la posibilidad de conocerse mejor, identificar sus debilidades que resultaran fuerzas. Tenemos que aceptarlas y dejar de auto-sabotearnos. La aceptación de uno mismo participa a nuestra transformación. La jovencita mujer para de luchar en contra de sus emociones a veces violentas y devastadoras. Acepta ligar con la soledad, su mejor aliada.

 

Aceptar de tener miedo, sin huir, aceptar el vacío interior nos permite desmoronarlo o de transformarlo totalmente. Los días de niebla, de tormenta, de lluvia granizada con truenos, la solución más eficaz para no ponerse en peligro es de recordar que siempre vuelven los días de color.

 

Rosa aprende a vivir cada momento con intensidad. Difícil, por cierto cuando nuestra mente desea que las cosas progresen más rápidamente pero el tiempo es necesario para sanar por completo.

 

Es como intentar cultivar una orquídea y estirar su tallo con el fin de que aparezca la flor porque la necesitamos en este momento.

Cuando nos fracturamos una pierna accidentalmente, no podemos recuperar la marcha tan rápidamente como lo deseamos. Necesitamos tiempo para consolidar la herida y tener un nuevo encuentro con si-mismo.

 

Julián culpaba Rosa de su malestar pero ella había hecho como podía con sus procesos de pensamiento. Explica a sus hijos de 13 y 7 años y al pequeño de 6 meses que a veces en las relaciones no nos comprendemos y hay que tomar una salida. Hablaba siempre con benevolencia y respeto acerca del padre aunque fuese a veces bastante difícil. les decía de amarlo y perdonarle. Él también hacía como podía. Ella les decía que confiaba en él y en la Vida.

La separación no es un drama para un niño. Si el adulto responsable en ayudarle a crecer lo entiende tal como es. Las roturas son pruebas que modifican nuestro camino de vida pero son también nuevas puertas que se abren hacia otro horizonte que no esperábamos.

Julián se sentía en apuros con sus hijos y a menudo encontraba un pretexto para que sus padres cuidaran de ellos. Además, Jessica, su pareja no los aguantaba. Representaban un obstáculo a la relación. Quería Julián sólo para ella. También arrastraba un pasado cargado de sufrimientos. Julián se daba cuenta de la actitud egoísta de Jessica pero creía que era un rasgo común a todas las mujeres...

Los meses pasan y Julián no puede evitar preguntar sobre la Vida de Rosa. Quiere verla, oírla pero ella se niega a un encuentro.

Acorta como puede los intercambios con dulzura pero firmeza. Hace caso de ella misma y camina. Y si en sus pensamientos se atravesaba Julián, le mandaba mucho amor. Deseaba su felicidad con o sin ella.

 

Renunciar es un acto que nos libera y no una obligación desgarradora.

 

A largo del tiempo, Rosa recupera su vitalidad, su buen humor y se abre a la Vida.


Cuando la mente se libera del pasado puede abordar todo con frescura y en eso hay Alegría.
Observa todos los días sus ideas negativas y las transforma en positivas, buscando, si puede, un significado.

Llevamos a cabo un pensamiento cuando seguimos su proceso hasta el final y que nos damos cuenta que somos víctimas de creencias erróneas, heredadas o experimentadas.

Para sanar, es necesario cuidarse diariamente.

 

Es una higiene de Vida tan imprescindible como dormir, respirar, comer o relacionarse.


Durante un tiempo, Rosa experimenta la soledad y se niega a salir con sus amigos.Se plantea pasar noches mirando películas que le apetecen y que la hacen reír, historias de amor que la conectan de nuevo con la Vida y sus sorpresas. Disfruta comprando deliciosas comidas preparadas o cocinando cenas deliciosas con un buen vino tinto. Poco a poco aprecia ligar con su buena compañía.

El miedo de la soledad desaparece cuando decidimos enfrentarnos con lo que es. Lamentarse no ayuda. Se acaba porque se transforma por completo. La mente fabrica sus propios obstáculos porque rechaza la situación como "es", evita de ver y huye.

Un mañana resplandeciente, realiza que puede organizar su Vida y adornarla como lo desea. Se planifica su día a día con armonía.
Cada individuo se aparenta a un sabroso pastel, apetecible, tierno, crujiente, azucarado y cada uno añade ingredientes para mejorarlo con el fin que sea aun mas delicioso.


Rosa investiga, entonces, todos los ingredientes esenciales que le permiten ser feliz.
 

Así es como Rosa encontrará su "cereza" que colocará delicadamente encima de su pastel para acompañarla. Nuestra pareja es un maravilloso regalo de la Vida pero no es vital en si, participa a nuestro crecimiento, no a nuestra existencia.
 

Hace una lista, en su cuaderno de todo lo que le apetece hacer. Anota también todo lo que quiere conseguir, sus sueños y sus objetivos más locos. Su agitación mental se relaja en el curso del tiempo gracias a los métodos diversos que acomoda para simpatizar con la Vida. 

Nunca podrá producirse un cambio en cada células de nuestro cuerpo si intentamos disciplinar nuestros pensamientos. Quedará solamente un conflicto entre diferentes niveles de conciencia. Para que haya una liberación creativa el pensador y el pensamiento deben ser sólo uno. Luchar contra su pensamiento no aporta ningún cambio.


El Yoga, la meditación, el deporte obran para disfrutar aun mas cada instante de su Vida. Se enfrenta a desafíos, a ideas preconcebidas y se atreve a cumplir actividades que, según ella, podían practicarse sólo entre amigos o con una pareja.
¡ Sola, se va de compras, es genial! ¡! ¡ Se aventura a la piscina, al cine, cuanta felicidad de hacer lo que uno quiere y como quiere! ¡! ¡!.
Suscribe también a un taller de pintura. Rosa se quedó numerosos fines de semana en buena compañía, la suya. Sus amigos se sorprendían del cambio tan maravilloso que Rosa experimentaba.

Ha pasado, un año.

La angustia se atenuó. Es siempre el resultado de una falta de orientación para cobrar sentido a nuestra existencia y de la ausencia de conciencia del potencial de transformación que se tenemos todos.

Encuentra un empleo en una escuela como asistenta de Vida escolar. Debe acompañar en su día a día a una adorable chica minusválida que había perdido el uso de la marcha en un accidente de trafico. Muy rápidamente Rosa despierta de su conciencia que lo más bello en esta Vida es el Don de sí, ayudando a mejorar la vida de otras personas. Este encuentro maravilloso con Charlène, joven adolescente le aprende a liberarse y a no hacer ningún caso de los juicios de los demás.
Disponible y abierta, Rosa está preparada para dar tiempo a las personas y a ella misma. No se obliga a nada y se escucha.


El amor altruista es la alegría de compartir la Vida de los que nos rodean y de participar a la felicidad. Los amamos por lo que son y nos sentimos responsables del bienestar de cada uno. No procuramos poseerlos y no esperamos ansiosamente una gratificación de su parte. Sabemos recibir con alegría un amor recíproco.

No les inyectamos nuestra personalidad, nuestras opiniones, ni decidimos lo que esa persona debería ser o no ser. Lo mismo ocurre con nuestros hijos. Imponemos nuestras ideas que nos proporcionan un sentimiento de potencia pero construimos un foso en la relación.


Dos años más tarde, Julián no puede olvidar a su querida esposa. Acecha sus menores salidas y sus amigos. No puede imaginar perderla sin embargo el miedo, siempre presente, de volver de nuevo como en el pasado le impide verla tal como es.


Pero la Vida suele dar dulces salidas a muchas amargas dificultades ...

Luis, el hijo menor, enferma y esta engrasado en el hospital. Una pequeña intervención quirúrgica es necesaria. La pareja esta satisfecha de verse. La enfermedad de Luis los reúne. Aprenden de nuevo a descubrirse, juntos, se sorprenden a reír, dialogar y se sostienen.
Gracias a la experiencia que tuvo con el genero femenino, Julián se expresa y afirma lo que no le conviene. Todo con una sonrisa resplandeciente. Tira su escudo y su coraza. Ya no le sirven para nada. Se quedó soltero. No se comprometió con Jessica. La voluntad de la pareja de amarse es más fuerte que todo.


Necesitaron 19 años para encontrar un apaciguamiento y embarcarse plenamente en el Paquebote del Amor pero esta vez , libres y felices.


Rosa y Julián emprendieron una terapia de pareja. Hoy, 10 años más tarde, cada uno acepta las necesidades de su pareja, participa con mucho gusto al crecimiento mutuo, esquiva los pequeños defectos que molestan por cierto, pero  participan también al encanto de nuestro amorcito.

El corazón posee recursos insospechables cuando le dejamos los mandos de nuestra Vida. Es nuestro mejor guía.

Le deseamos a Rosa y a Julián un crucero excelente, compuesto de Amor, de humor y de rebotes porque eso es también, la Vida.

Se enfrentaran, por supuesto a nuevas tormentas, días de lluvia, de niebla pero donde alberga el Amor siempre sale el sol.

 

Que tengáis una buena reflexión.

Mi gratitud a todos.

                                                                                                     El 12 de octubre del 2016

                                                                                                                     M. B.

© PeterB