Segundo Captulo

En el Paquebote del Amor

Rosa y Julián navegan los primeros años en una agua pura y cristalina. Todo parece funcionar. El estado amoroso neutraliza la menor chispa. El anhelo de satisfacer el otro cultiva la relación. Su Bachillerato de ciencia de la Salud en el bolsillo, Julián decide relacionarse con mundo laboral. Los estudios, a pesar de tener excelentes capacidades, no le interesan. ¿Te acuerdas porque? Le recuerdan con amargura las altercaciones que tuvo con sus padres y ciertos profesores. Eran la fuente de frustraciones, conflictos y  humillaciones. Julián empieza su Vida con una espada de Damocles encima de la cabeza, quiere demostrar que es una persona fiable y valiente. Se crea, también, una coraza para protegerse del daño que pueda sufrir y reacciona a la defensiva a la menor observación que le hacen.

Nos vamos de crucero


Astuto, dinámico y determinado, Julian arranca su primer empleo de verano. Rápidamente, le hacen una propuesta en un camping donde debe ocuparse del mantenimiento y de vigilar las piscinas como socorrista. Es el hombre más feliz del mundo. Descubre Plenamente las alegrías de la independencia, sin sus padres y sea cual es el trabajo que le confían, lo asume con entusiasmo.

La temporada de verano se termina y la pareja se instala juntos. Julian desea cumplir con las necesidades de su Dulcinea. Ambos, entonces tienen 18 años. Deciden casarse un año más tarde. A pesar de las imperfecciones del uno y del otro, el Amor es tan intenso que lo anestesia todo.
La Señorita estudia secretaría y gestión administrativa. Una orientación que le había cuidadosamente asesorado su mami después de su bachillerato.
A finales del segundo año de vida común una sorpresa llama a la puerta. Rosa esta embarazada y espera un encanto de niño, regalo del cielo, según la jovencita. Su Grado superior como Asistenta de Dirección logrado con éxito quiere dedicarse a la educación de su Hijo. Julian no está convencido que es la mejor elección pero acepta por amor. Se carga una nueva responsabilidad sobre sus hombros.


                    La inseguridad profesional y económica viene plantear problemas

                  al nacimiento del niño.

Es un magnífico y dulce bebe. Rosa esta al colmo de la felicidad. Según sus concepciones, el hombre trabaja mientras la mujer se cuida del hogar. Los roles estan bien repartidos pero las dificultades ambientales de Julian surgen a la menor contrariedad y siempre relacionadas con la autoridad. Sus directores y jefes identifican su talón de Aquiles, su debilidad. Algunos jugaban y abusaban de su búsqueda agotadora de palabras de aliento y de su necesidad de reconocimiento. Se esforzaba más que los demás e intentaba destacar para hacerse notar. Muy sensible a la menor observación, Julian reaccionaba con impulsividad. Además, era difícil de hablarle sin que interprete todo como reproches y se sienta herido. De hecho, era dependiente de sus jefes al tener por preocupación principal que ellos estén satisfechos. Todo se lo podían pedir pero sin criticas. Acumulaba empleos sin encontrar uno que le pudiera convenir persuadido que siempre buscaban a perjudicarle.
Su actitud perturba Rosa y provoca quejas cada vez más importantes pero la fuerza del amor los protege. No ve con buenos ojos la actitud de su cariñoso marido, sin embargo, acepta. Lo apoya y le recuerda a menudo, con dulzura, cuánto confía en él. Para la jovencita mujer, lo más importante es saber que su Principe goza de felicidad.

                     El orgullo herido nos ciega, no el Amor

Sin embargo, Julian no encaja en absoluto con el yerno ideal que se imaginaba su padre. Ella también, sale adelante en la Vida con una piedrecita en su zapato. Su deseo de manifestar que había hecho la mejor elección alimenta una sola obsesión, que su marido logre con éxito su vida laboral. Las discusiones a menudo giran alrededor de su trabajo y eso despierta viejos recuerdos a Julian... Rosa lo valora cuando ejecuta todos sus deseos. Se siente entonces amada y satisfecha pero sin ninguna libertad. De hecho, se concentra en las señales de reconocimiento que busca constantemente. Lo controla todo detenidamente. Existe solamente en función de la atención que le da su marido. Se desvive por complacer esperando elogios que por supuesto no llegan en ciertos momentos. Quiere que Julian sea feliz pero bajo ciertas condiciones, las Suyas.

Camina en un callejón sin salida.

A diferencia de su madre, desea establecer una relación amorosa y duradera.
Julian sufre pero ella, por desgracia, no lo ve. Se siente rechazado y carece de amor. Se ha construido una imagen negativa de si-mismo.  A pesar de intentar ser el hombre voluntario y responsable con el que sueña Rosa, tiene la sensación que nunca podrá satisfacer sus expectativas. Pero no dice nada por miedo a perderla. Otro obstáculo a la relación, la falta de comunicación que deja libre a todo tipo de interpretaciones erróneas...

 

                        Julian no puede aportar a Rosa el equilibrio que necesita tremendamente.

                       ¿ Pero son realmente sus responsabilidades sobrellevar y resolver las necesidades

                        de su mujer? ¿ Porque Rosa no desarrolla su propia autonomía según sus deseos?

 

Rosa no era consciente. El Amor no puede enflorecer, tiene poca cabida. Las discusiones ante los desacuerdos, por nimios que sean, podían provocar discusiones destructivas donde lo importante era ganar al otro. Se convertían, entonces en los peores enemigos. Cada uno se enfrentaba con sus carencias afectivas que no podían ver. Era más fácil culpar al otro. A esto, se añade unos celos que Julian no consigue canalizar. Rosa tiene una actitud cada vez más distante pero lo ama y se tranquiliza.

Con ternura y delicadeza, Rosa ofrece amor a su bebé, su Pequeño Príncipe, necesidades afectivas que no fueron satisfechas durante su niñez.

 

                            El pasado persigue a nuestros dos jovencitos como un fantasma.

                   
A Julian le resulta difícil estrechar lazos con su hijo. Quiere ser un buen padre. Se muestra presente pero a la vez estricto y autoritario. Reproduce desgraciadamente, por pequeñas teclas la educación que recibio y en la cual se sintió despreciado.Rosa no puede permitir que fuera tan severo. Sabe que su marido tiene bellas cualidades de corazón, una gran generosidad y una buena capacidad de escucha. Fuertemente contrariada se lo reprocha. Discusiones sin fin acababan como el rosario de la Aurora.
¿ Cómo podía comportarse su enamorado de ese modo?
Le muestra muchas insatisfacciones y descontentos que los alejan aun más. Julian se siente incomprendido y se cierra en banda para protegerse. Las discusiones resultan estériles. Ambos querían tener razón pero la razón asfixia el corazón....

                        Cuando queremos existir a costa del Otro, estamos frustrados

Rosa tiene fuertes ambiciones profesionales para su marido. Quiere que sea empresario, que dirige un comercio. Se ve también trabajar con él.
Sólo que su marido no se siente con fuerza y coraje para desarrollar una estructura y ese objetivo no lo anima. Pero no dice nunca nada. Tiene ambiciones y proyectos por cumplir, trabajar en un centro de salud. Le gusta aliviar a la gente con cariño y amabilidad pero según él, era demasiado tarde.

Entran en el sexto año de vida en común.

La pareja crece con inseguridad económica y privaciones. Se encierra en una rutina incomoda, la que mata si dejar huellas. Rosa esta embarazada por segunda vez. Da a luz a una preciosa y maravillosa muñeca. La falta de recursos financieros suficientes limitan los ocios, salidas y encuentros entre amigos. Los enamorados se ahogan suavemente sin decir nada.

 

                            La Vida va ayudar a nuestra encantadora pareja....

                            Siempre plantea muy bien las cosas pero uno lo descubre mas tarde...

                           Nos obliga a enfrentarnos a las dificultades

                   cuando estamos listos para superarlas.


Diez años han pasado.

Al nacer su pequeña hija, Julian se coloca como guardián en una organización humanitaria en la cual trabaja desde hace ya cuatro años. Tiene satisfacción al dar consuelo y apoyo a personas desafortunadas.
Una mañana resplandeciente, su pie tropieza torpemente contra la acera y se fractura el tobillo. Se encuentra enyesado. Le sugieren consultar un fisioterapeuta.


                       Julian no sabe que está encaminando hacia un nuevo capítulo de su vida.

Inicia un plan de rehabilitación sin ánimos ni convicciones pero a petición de Rosa. Descubre entonces un mundo que le despierta emociones. Se hace amigo con su terapeuta, hombre apasionado por su vida laboral. Alivia sus pacientes con benevolencia, escucha detenida y utiliza terapias manuales de osteopatía. Muy rápidamente las consultas serán esperadas con impaciencia.

Julian se entera que esa disciplina necesita cinco años de estudios en Francia.

Se exige un examen muy selectivo para poder entrar. Habla con Rosa que lo empuja a informarse. Su fisioterapeuta le indica que se puede también graduarse más rápidamente en el extranjero.
El proyecto entusiasma fuertemente la pareja. Julian recupera vitalidad y su buen humor. Apoyado por Rosa, pretende depositar su candidatura en España. Vivían muy cerca de la frontera. Tras reflexiones múltiples y un plan de organización domestico y de convivencia, Julian empieza sus estudios con el consentimiento ineludible de sus padres y de su maravillosa Rosa.
Descubre entonces un mundo desconocido, el de las despreocupaciones. Tiene 28 años. La Vida estudiante y sus encantos, ligando con nuevos amigos le fascina. Jamás había conocido tanta libertad. Se enfrenta a un contraste impresionante...
Recibe elogios y halagos por parte de chicas jovencitas, se da cuenta que tiene éxito con ellas y se deja agarrar en un juego peligroso...

Las semanas se disfrutan con alegría, energía positiva y vivacidad. Los fines de semanas son temas complicados con Rosa. Tenia demasiadas expectativas y exigencicias en cuanto entraba por las puertas, a que participe a la vida familiar y lo sobrecargaba de tareas. Julian tira la toalla. Rosa sufre las ausencias de Julian. Se da cuenta que lo esta perdiendo. Está desamparada y profundamente decepcionada.

 

Julian, embriagado en su vida estudiantil se siente cada día más trastornado. Las obligaciones de su vida matrimonial le molestan y le pesan. Sólo ve limitaciones. Los reproches de Rosa lo agobian y lo disgustan pero no se atreve decirle nada. Se calla, actitud que siempre observó en su familia. No se habla de nada ni se comenta por miedo a perder esa libertad sabrosamente robada.

Llega a su cuarto grado y logra con éxito su examen. Una noche de borrachera placentera con amigos estudiantes se aturde en los brazos de una chica. Sumergido por la culpabilidad, atraído por la novedad Julian asume difícilmente su doble vida. Rosa espera su tercer niño. Ese embarazo sin desearlo lo llevara desesperadamente sola.
Los sentimientos hacia su dulce Rosa siguen brotando pero no soporta mirarla ni acercarse de ella. Decide separarse. Rosa averiguo su infidelidad y esta aniquilada.


                       ¿ Cómo la pareja va superar esa prueba? ¿ Cómo ayudarles?

                      ¿ Hay un culpable?
                        ¿ Podemos perdonar una infidelidad?

                        ¿Qué enseñanza quiere aportarnos dichoso suceso devastador?

 

Tenemos algunas cartas en mano. Conoceremos el desenlace y examinaremos más detalladamente, en el último capítulo, los nudos del problema.

Excelente Semana estimados amigos.
Hasta pronto.

                                                                                                   El 24 de Septiembre del 2016

                                                                                                                   M.B.

​​​​

Passionnée de Psychologie

depuis plus de 25 ans...

          Ce site a été créé pour  remercier toutes les personnes rencontrées au fil des années et qui m'ont accordé leur confiance.

 

Il a pour volonté de donner à chacun des éléments de réflexions afin qu'il puisse s'épanouir pleinement dans sa capacité à penser,  agir et  aimer.

     

J'ai quitté la France pour suivre l'Aventure de ma Vie.

       

Grâce aux progrès informatiques nous pouvons maintenir un lien avec un psychologue. La distance géographique et la mobilité ne sont plus un frein à la thérapie...

Je suis un paragraphe. Cliquez ici pour ajouter votre propre texte et me modifier. C'est facile.

Je suis un paragraphe. Cliquez ici pour ajouter votre propre texte et me modifier. C'est facile.

© PeterB
 

Spécialités

Enfance        Adolescence      Thérapie

de couple

Thérapie

familiale

 Thérapie

individuelle

Psychologue régulateur

Analyses des pratiques : pour qui ?

Traitement des troubles alimentaires

Supervision : pour qui ?

Traitement du trouble de la conduite et du comportement

Par mail :

        L'écriture libère :

Je vous propose de m'exposer votre question ou situation qui vous pose problème.

        

        Laisser une trace écrite, c'est déjà avoir la volonté de s'en débarrasser.

L'écriture est un excellent outil thérapeutique. Elle permet de déposer ses angoisses, ses colères, ses rancoeurs, ses blessures et d'y voir plus clair.

               

        C'est un engagement qui exige une attention et un concentration sur le problème posé. Elle permet un travail sur soi approfondi. Elle libère et nous permet de reconnaître notre souffrance, de ne plus la subir comme une blessure qui nous détruit.

 

                    “A raconter ses maux souvent on les soulage” 

                                       Pierre CORNEILLE

 

 

        Les consultations téléphoniques ou sur Skype se déroulent comme en cabinet.

    

       Au téléphone, il n'y a plus de barrière, nous pouvons nous livrer sans se soucier du jugement ou d'une quelconque expression de son interlocuteur. On ne le voit pas.

    

       Si vous souhaitez prendre Rendez-vous, veuillez remplir l'imprimé suivant et proposez-moi quelques créneaux horaires où vous pourrez vous rendre disponible.

Comment  convenir d'un RDV ?

  • Noir Icône YouTube
  • Black Facebook Icon
  • Black Twitter Icon
  • Black Google+ Icon