La historia de Rosa y Julian

Difícil empezar una relación de pareja, irse de crucero en el Paquebote del Amor sin tropezar en una escala con obstáculos, fallos y sufrimientos. Todas esas conmociones que surgen en el camino son oportunidades para progresar.  Nos ayudan a crecer y liberarnos.

¿ Liberarnos? Sí, de nuestras ideas, creencias y  patrones de pensamientos que nos impiden ser felices. Rompamos algunos moldes establecidos con osadía y valentía. Atrevámonos.

Rosa y Julián tienen, 33 años, cuando se enfrentan a una terrible crisis de pareja que les obliga a echarle coraje a la vida y comprobar la fuerza del Amor. Juntos desde hace 17 años, se enamoran en los bancos del Instituto. Cupido lanzó su flechazo y los tiernos corazoncillos se imantaron. La historia la hemos todos experimentado. Nos enamoramos. Repletos de vitalidad y de alegría, el buen humor nos acompaña. Pero también una pizca de ansiedad nos cosquillea, nos impide dormir y perturba nuestra alimentación. Disfrutamos horas mágicas y días intensos. Que bueno !!!. Nos sentimos invencibles.

Estos desórdenes desaparecen en cuanto la relación se instala por completo.
Aprendemos a conocernos, contamos nuestras vivencias, nuestra niñez, la relación con nuestros padres y entorno. Confiamos a este Otro, nuestras dudas, concepciones de la vida, nuestros dolores, carencias afectivas, frustraciones pero también los momentos felices que tuvimos, las alegrías, los desafíos, nuestros logros, sueños y proyectos.

Ambos buscamos plenitud, pero nuestra representación de la vida de pareja es, a menudo, diferente. Por lo tanto creemos que con el Amor, todas las tormentas se borrarán.

Rosa siempre ha sido una chica alegre, simpática, generosa con un gran optimismo y un buen corazón. Creció en un clima familiar donde los engaños, las mentiras y las relaciones de poder estaban fuertemente presentes. Vio su madre sufrir y llorar mucho a lo largo de su infancia. Culpaba su padre de los malos tratamientos que infligía a su madre, primer modelo femenino en el que iba a edificar todas sus creencias sobre lo que debía ser una mujer. Que desastre...

Rosa la observaba en todas sus facetas. En ciertos momentos, su madre ostentaba alegría cuando se centraba en todo lo que le hacia sentirse feliz: Recibir sus amistades, preparar cuidadosamente la comida, arreglando su casa gustosamente pero también confeccionar ropas, modificarlas y dar un toque a los vestidos y trajes que le confiaban. Era su manera de aportar un toque de magia en su implicación  a la Vida. Pero en otros momentos, padecía amargamente desconcierto y desaliento. Su versión de la vida era muy negativa. Todo era sacrificio.

Cuando la madre de Rosa hablaba de los hombres, era de forma muy confusa: "Con los hombres no se debe esperar nada", "los hombres tienen siete camisas y la última, nadie conoce el color", graciosa expresión que tenia cierto sentido para una costurera. "No te fíes de los hombres, son unos sinvergüenzas” “Tienes que aguantar".

¿Pero porque? ¿Cómo iniciar una relación de Amor con esos pensamientos?

Todos los mensajes que recibía sobre el hombre que compartía la vida de su madre le estaban también  diseñando una imagen de lo que podía ofrecer una relación de Amor. Rosa estaba asombrada por tantos prejuicios e ideas preconcebidas. Según su madre, un hombre causaba muchas desilusiones. Que penita...

En cuanto a su padre, era un mega-cascarrabias, egoísta, inmaduro e ingenuo. Se casó sin ningún anhelo. Buscaba su total independencia y sus diversiones. Le gustaba juntarse con sus amistades. Su ámbito social era imprescindible. Necesitaba el reconocimiento de los demás. Con su gente y los buenos vinitos se aturdía para evitar de enfrentarse a sus problemas, ansiedades y temores. Era dependiente de los demás y de su imagen de hombre alegre, generoso y complaciente que quería transmitir. La vida familiar no le interesaba. La educación de sus hijos no le importaba. Ellos representaban un obstáculo puesto que despertaban inconscientemente recuerdos de su triste niñez, machacada por muchas obligaciones. Prefería evitarlos.

Ese padre, violento en sus palabras despiadadas, ausente y infiel, que perjudicaba la vida de su madre fue, por desgracia, la imagen que integro de manera intima y profunda de los hombres. Ademas, él no la miraba, no le daba cariño ni valoraba sus cualidades de futura mujer, todo el contrario. Le decía que era una tontita féilla, que no valdría para nada y que los hombres, la iban a engañar. Proyectaba en su hija una serie de máximas que tenia sobre las mujeres. Rosa recordaba una infancia rota y árida.

¿Qué imagen del Amor iba a elegir?

¿Buscar una reparación por los daños causados ?

¿Aceptar que los hombres sean "todos iguales"?

¿O bien rechazar el echo que sólo puede existir un estilo de patrón ?

Hará como pueda..

Comenzar una relación con estas ideas preconcebidas complica la magia del encuentro !!! y Sin embargo, tan extendidas. Cualquier dirección que tome Rosa, se apoyará sobre uno modelo de relación deficiente, el de sus padres.

Decidió restaurar la vida de su madre, por parte inconscientemente pero también para reconstruir la imagen que tenía de ella misma. Un comienzo complicado...

La historia de Julián es semejante a la de Rosa con una diferencia, su madre nunca se quejaba. Mujer discreta, trabajaba para una empresa en la que tenia  importantes responsabilidades. Se iba por la mañana, muy temprano y sólo volvía al final del día. Era una enigma para Julián. No tenia actitudes cariñosas, estaba siempre absorbida por sus pensamientos. Su única preocupación era que todo estuviese correctamente organizado, administrado y que se respetara las obligaciones de cada uno.

Julián se levantaba por la mañana, como un buen soldadito, todo lo tenia muy bien planificado. Pero, si por desgracia, se atrasaba o se descuidaba durante el desayuno, su madre se enojaba, lo regañaba y a veces lo castigaba. No tenia que perturbar el ritmo cotidiano y sobre todo debía darse prisa. Otro cuidado que no tenia que olvidar, estudiar. Los padres tenían una sola y única recomendación, que no fastidie con inquietudes inútiles. Julián se sentía muy solo. Tampoco confiaban en el. Siempre debía de justificarse y cumplir con sus requisitos. Salvo que Julián se rebelaba ante la idea de no ser nada, invisible, poco interesante para sus padres. Por supuesto, era su percepción.

Su padre tenia varios negocios. Ausente de casa en semana, cuando volvía se encerraba en su oficina. Julián vio poca ternura y actitudes amorosas entre sus padres, pocos besitos o de compromiso. No observo complicidad entre ellos. Se relacionaban para hablar  cuestiones de administración y  gestión de la vida cotidiana. Si el padre discutía con su esposa, el tono subía rápidamente. Todas las emociones estaban oprimidas. Cenaban en silencio.

Julian tenía una hermana y un hermano, mayores. Eran muy diferentes.

¿Qué concepto del amor, podía representarse Julián?

Según el: "Las mujeres son un misterio. Dominan y deciden de todo. Es importante no darles la contra si queremos mantener una relación". Unas creencias muy poco optimistas pero así eran.

En cuanto a su identidad de hombre, se preocupaba. De hecho, su padre nunca lo celebraba con orgullo ni le recordaba que era feliz a su lado. Muchas veces lo despreciaba. No le transmitió optimismo sobre la vida. Julián no se sentía hombre del todo ya que, el que tenia que darle la bienvenida, su padre, no le hacia gran caso.

Julián eligió rebelarse como Rosa. Pensaba que podía existir otro estilo de vinculo que el que observo con sus padres. Pero ambos estaban contaminados con sus carencias afectivas y ponían muchas expectativas respecto a la relación...

Adolescente se enfrentaba a sus padres y profesores siempre a la defensiva. Hacia ruido, deseaba que lo escucharan y valorizaran. Quería ser importante y reconocido por parte de las personas significativas. Se aburría mucho en el instituto que rechazaba. Sus pensamientos estaban en otra planeta. Desafortunadamente, sus conductas producían desacuerdos y tensiones fuertes de parte de sus padres que calificaban Julián de perezoso y de pasota. Personas con gran estrés, le proyectaban un triste futuro por cruzar la linea que le habían organizado. Julián, tomaba, según ellos "el camino equivocado" .

Comenzó su vida con una carga pesada, querer demostrar a sus padres que era una buena persona. Pero no sólo a sus padres sino al mundo entero.

De que forma iba entrar en una relación? Libre? O con dependencia?

Volvamos a nuestros dos pollitos enamorados.

A lo largo de una fase de intensa relación, en la que los deseos de uno llenan los deseos del otro, donde todo se cumple para satisfacer las expectativas,  dialogando todo el día, y sin necesitar nada más que estar juntos para eludir los problemas, las insatisfacciones llaman a la puerta. Un dicho popular nos confirma que el amor con hambre no puede durar.  Nuestro cerebro participa a nuestra ceguera durante un tiempo.

Julián y Rosa  experimentaron una relación donde, por desgracia, las decepciones y excesivas exigencias iban a ser las principales fuentes de frustraciones.

Nuestra pareja no es una fotocopia de nosotros mismos, no hará lo que esperamos de ella. Así empiezan las dificultades.

Rosa,  en busca de un hombre que la cuide y valore sus cualidades, ¿ ya sabemos porque?, prestará demasiadas atenciones en todas las muestras de Amor que le proporcionará su marido. Las fijaciones constantes harán que se agoten ciertos sentimientos.

Hará todo lo posible para obtener el Amor de Julián.  Dirá "se lo he dado todo, lo he aceptado todo". Por supuesto, necesitaba siempre apoyo que terminó, sin darse cuenta, por asfixiar y agobiar a su marido. Recibía migajas que la frustraban. Quería mas cariño y no se sentía satisfecha. Julián limitaba las muestras de ternura, de cariño  y  toda comunicación. Pensaba que si daba su punto de vista sobre un tema las discusiones iban provocar tensiones. Según su patrón de referencia no se debía dar la contra para facilitar una relación. Triste percepción. Julián se sentía cada día mas solo.

¿ Como mantener nuestra libertad y ser uno mismo si ? Con el tiempo descubrimos que nuestra pareja no puede cumplir las expectativas. Nos sentimos desamparados y ofendidos.

 

Nos enfrentamos, de nuevo a nuestros sufrimientos, temores y dudas.

Tenemos, por supuesto, tres opciones:

                   Cambiar de persona. Solución fácil, pero vamos a repetir con otra el mismo escenario.

                 Obligar con fuerza a modificar la forma de ser de nuestra pareja y conseguir tener  razón. Lo culpamos de nuestra dificultad a ser feliz. Intentamos cambiarlo para sentirnos amados y valorados. Le damos  el poder sobre nuestra vida y dependemos de esa persona. También, la negamos en su identidad, fuente de gran violencia.

¿Se puede lograr un cambio en esas condiciones? En lugar de una alianza, nos quejamos de su actitudes. Pero las exigencias empeoran las cosas. llega el desencanto.

             La tercera opción, la que urge cuando hay una crisis, es aceptarla en modo generoso y tomar cartas en el asunto. Elegir liberarse y renunciar a todo lo que tenemos por cierto. Reconocer nuestro propio sufrimiento y sanar.

Una relación es fuente de alegría, felicidad y sorpresas cuando es libre. Libre de todas compensaciones por un daño de nuestra infancia, libre de no repetir lo sucedido, libre de todas reacciones desmedidas ofreciendo mas flexibilidad.

Libre podremos acoger nuestro(a) bien-amado(a) tal como es, aceptarlo o decidir de romper el vinculo si no nos conviene seguir. En ves de querer cambiarlo a toda costa. Tratar de moldearlo no nos permite el encuentro. Libre podremos Amar.

La historia de Julián y Rosa, que vamos a compartir juntos nos permitirá de observar nuestra manera de establecer una relación, nuestra forma de amar y aprender de nuestros fracasos para mejorar y vivir plenamente.

Preguntémonos: ¿Hacia que estilo de relación suelo enamorarme, Estoy repitiendo el mismo modelo que mis padres?  ¿busco compensaciones en acción o reacción a mis vivencias? ¿Cobro realmente consciencia del hecho que existe otra manera de relacionarme sin perder mi identidad? pero recuperando vitalidad con Amor, pasión y proyectos?

Vamos a analizar detenidamente y superar el caso de la pareja de Rosa y Julian en crisis.

Hasta Pronto para el siguiente capitulo.

Que tengáis una Feliz semana                    

                                                                                                                    El 27 de Junio del 2016

                                                                                                                                    M.B.

© PeterB
 

Spécialités

Enfance        Adolescence      Thérapie

de couple

Thérapie

familiale

 Thérapie

individuelle

Psychologue régulateur

Analyses des pratiques : pour qui ?

Traitement des troubles alimentaires

Supervision : pour qui ?

Traitement du trouble de la conduite et du comportement

Comment  convenir d'un RDV ?

Par mail :

        L'écriture libère :

Je vous propose de m'exposer votre question ou situation qui vous pose problème.

        

        Laisser une trace écrite, c'est déjà avoir la volonté de s'en débarrasser.

L'écriture est un excellent outil thérapeutique. Elle permet de déposer ses angoisses, ses colères, ses rancoeurs, ses blessures et d'y voir plus clair.

               

        C'est un engagement qui exige une attention et un concentration sur le problème posé. Elle permet un travail sur soi approfondi. Elle libère et nous permet de reconnaître notre souffrance, de ne plus la subir comme une blessure qui nous détruit.

 

                    “A raconter ses maux souvent on les soulage” 

                                       Pierre CORNEILLE

 

 

        Les consultations téléphoniques ou sur Skype se déroulent comme en cabinet.

    

       Au téléphone, il n'y a plus de barrière, nous pouvons nous livrer sans se soucier du jugement ou d'une quelconque expression de son interlocuteur. On ne le voit pas.

    

       Si vous souhaitez prendre Rendez-vous, veuillez remplir l'imprimé suivant et proposez-moi quelques créneaux horaires où vous pourrez vous rendre disponible.

  • Noir Icône YouTube
  • Black Facebook Icon
  • Black Twitter Icon
  • Black Google+ Icon