Es estupendo que tengamos un día como éste para tener un inmenso

                                                      agradecimiento a todas las personas que queremos y especialmente

                                                a nuestro Valentín. También es una gran oportunidad para recordar lo

que significa Amar... Es difícil Amar porque no sabemos cómo Amar y menos aún si no entendemos cómo funcionamos como seres humanos... Muchos confunden este profundo sentimiento con el deseo de sentirse importantes o seguros. El auténtico amor es el encuentro de dos naranjas completas de un árbol cercano y incluso a veces de un primo hermano de la naranja. Estas dos naranjas no necesitan a nadie para sentirse en Vida. Florecen por sí-misma. Si pensamos en el Amor como algo que nos hace sentir seguros, que nos tranquiliza y asegura nuestra vejez, entonces nos encontramos con el sufrimiento, la frustración y la ansiedad de perder al ser amado que vamos a agobiar. Entonces atraeremos el mismo patrón, personas inseguras, inmaduras, egoístas y egocéntricas. La ira, la violencia y los celos están a la orden del día. Pero, ¿pueden dos personas amarse cuando cada una de ellas busca su propia seguridad o felicidad? Adorar a alguien, acostarse con alguien, intercambiar emociones, ¿es eso Amor? ¿El Amor es el deseo? No significa que debamos suprimirlo, es super bueno ! sino que ¿puede ese deseo fortalece la llama del Amor? El deseo conlleva una entrega total de uno mismo, lejos de todos los problemas, del estrés diario, pero una vez que la satisfacción se acaba, nos encontramos con nuestras preocupaciones o trastornos diarios y queremos recuperar ese placer. El hecho de pertenecer a alguien, de ser alimentado psicológicamente por esa persona lleva a la dependencia pero también a los miedos, a los celos y a una gran insatisfacción. Sufrimos.
¿Es esto el Amor? Buscamos a alguien que se cuide de nosotros, de nuestros hijos, de nuestra casa, de nuestro equilibrio, pero todo esto nos lleva a la preocupación. Preocupación por perder lo que tenemos. Entonces nos volvemos violentos, celosos, agresivos si se nos quita. Cuando decimos Amar a una pareja, en realidad significa que satisface nuestras peticiones, sexuales y de cualquier tipo, pero en cuanto deja de satisfacer nuestras necesidades, en cuanto se aleja de nuestra Vida, la odio, me dan ganas de destruirlo, tengo odioso... Si en cambio podemos vivir con nuestra pareja sin intentar poseerla, Sin interferir en lo que hace o deja de hacer, sin forzarla, sin esperar nada a cambio, sin condenarlo, sin compararla a un ideal que sólo existe en nuestra mente perturbada entonces tal vez sabremos lo que es el Amor. Amar es ser Libre, no sólo con la otra persona sino en relación con uno mismo.
Amar es cuidar, querer, ayudar a que florezca nuestro ser Amado sin intentar que nos siga o dependa de nosotros.El Amor es como una flor que desvela su perfume. La flor ofrece su fragancia a todos. Podemos regocijarnos en ella o pasarla por alto. Que uno esté cerca o lejos, no le importa a la flor porque se llena de su fragancia y la comparte con todos. El Amor es libre, nuevo, fresco y vivo. El Amor se invita a sí mismo cuando no se busca nada, cuando ya no se desea, cuando no se obliga a nada. Y en esto aparece la Felicidad duradera. Una pareja feliz, libre y acogida por lo que es, alimenta la relación, la estimula y no tiene ganas de ir a buscar un nuevo perfume. Miles de besitos Amigos  Queridos 😘😘💝

Que tengáis un Excelente día de San Valentín🌹🌹


 

🌹🌹¡Feliz Día de San Valentín!🌹🌹

© PeterB